La vida sencilla en los bosques

Ya has tenido oportunidad de leer algunos de los artículos que he ido escribiendo sobre mis pensamientos en torno al concepto de “agricultura libre” y he creído que podría ser interesante compartir algunos comentarios sobre los escritos de otras personas que me han inspirado y me han ayudado a acabar pensando de la manera que lo hago.

No se trata de una selección de libros con un hilo conductor que los una, ni pretendo descubrir a nadie autores desconocidos. Se trata de libros de autores y autoras de renombre mundial en casi todos los casos; algunos incluso han sido ponentes en la primera edición de Sembrares. Las disciplinas van desde el ecologismo y el conservacionismo a la agricultura, pasando por la espiritualidad o la educación ambiental. Ojalá te descubra alguna escritora que no conocías o te anime a adentrarte en un libro que has pensado leer muchas veces pero al final nunca habías encontrado el momento. Vamos con el primero…

Thoreau es uno de mis personajes históricos y escritores favoritos. No diría que comulgo con todos sus pensamientos (el paso del tiempo también habría cambiado su perspectiva en algunos temas, seguro), pero creo que su manera de ver el mundo, en general, era muy parecida a la que yo estoy terminando teniendo. Me gusta, sobremanera, su frugalidad, su amor por lo salvaje, su búsqueda de la simplicidad en la vida, su curiosidad infinita, su irreverencia por todo lo establecido.

Os cuento cuatro cosas sobre Thoreau (Concord, Massachusetts, EE.UU., 1817 a 1862), para las que no lo conozcáis: está considerado como unos de los padres fundadores de la literatura de Estados Unidos, junto con su amigo y mentor Ralph Waldo Emerson (principal exponente del llamado Trascendentalismo) o Walt Whitman, coetáneo y conocido. Su aportación al pensamiento actual recorre temas tan importantes y vigentes hoy día como la desobediencia civil, el decrecimiento, el ecologismo, el vegetarianismo, etc.

Mi recorrido por los textos de Thoreau comenzó con el ensayo “Caminar”, alegato del discurrir y de la vida salvaje, que me resonó de tal manera que tuve que buscar urgentemente otras lecturas del autor. Mi estimado tete me recomendó este “Walden” del que te hablo, su obra más conocida. Después llegó “Desobediencia civil”, librito que llevaba siempre a mano el mismo Gandhi y que influenció el pensamiento de Tolstoi, Mandela o Luther King. Otros ensayos cortos (“Colores de otoño”, “Un paseo invernal”, “Las manzanas silvestres”) precedieron a “Cartas a un buscador de sí mismo”, recopilación de la correspondencia con su amigo Harrison Blake. Y la biografía escrita por Antonio Casado da Rocha. Y un libro de aforismos titulado “Todo lo bueno es libre y salvaje”, frase que ya os he citado en algún otro artículo.

Walden es la narración de los dos años que el autor vivió en una cabaña de madera que él mismo construyó, junto a la laguna que da nombre al libro. En el texto explica algo de su manera de vivir en aquellas circunstancias, de su economía, de sus vecinos y amigos, los trabajos que desarrollaba, de la observación de la naturaleza (hace unas descripciones descomunales de las cosas más diminutas, ¡me encanta!), del momento histórico que le tocó vivir (la guerra con México, la construcción del ferrocarril, el final de la esclavitud), de la soledad.

Me traslada, salvando por supuesto todas las distancias, a los años que viví en un mobil-home de 21 metros cuadrados en la finca donde trabajaba, en Sant Antoni de Vilamajor, al pie del Montseny. La soledad, el silencio, el trabajo en el campo, la escucha de la naturaleza, la introspección, el paso de las estaciones, la contemplación, los ritmos de la luna, …

Os regalo cuatro citas, de las muchas que apunto cada vez que leo el libro:

“Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente, enfrentándome sólo a los hechos esenciales de la vida, y ver si podía aprender lo que la vida tenía que enseñar, no fuera que cuando estuviera por morir descubriera que no había vívido”.

“Si de verdad nos ganásemos la vida cada día, y regulásemos nuestro modo de vivir de acuerdo a la forma mejor y última que hemos aprendido para conseguirlo, nunca nos aburriríamos. Seguid vuestro genio de cerca y no dejará de mostraros una perspectiva nueva cada hora “.

“Amo lo salvaje tanto como el bien”.

“Levántate libre de preocupaciones antes del amanecer y corre a buscar aventuras”.

En resumen, un libro al que tengo un gran aprecio y que me apetecía compartirte. Creo que una de las lecturas que más ha inspirado mi forma de ver el mundo y de trabajar la tierra. ¡Ojalá te guste!

Aquí puedes buscar cualquier artículo del blog de sembrares

También te puede interesar

© Sembrares 2021 · Todos los derechos reservados

© Sembrares 2021 · Todos los derechos reservados

© Sembrares 2021 · Todos los derechos reservados